Nuestra visión Simbiótica

Desde que hemos iniciado nuestro proyecto de finca piloto, bien antes de que se llamase Simbiosis, siempre hemos querido llegar a «Pensar en abejas».

Casí cuatro años después hemos llegado a la conclusión que todo trata de ello. La adhesión que ha suscitado nuestro proyecto no reside en la pertinencia de la lectura de una problemática territorial y ambiental, ni porque nuestra miel sea una de las mejores del mundo, que también lo es!

La adhesión se creó porque en algo hemos conseguido, gota a gota, sumar para llegar a «pensar (un poco más) como» abeja.

El proyecto formativo, el proyecto de investigación y el potencial que crean en términos de desarrollo local es una ventana que se ha podido abrir porque en realidad hemos aplicado una metodología simbiótica.

Y esta metodología la empleamos desde la construcción del proyecto hasta su propia expresión.

Hemos recurrido a los conceptos de agregación rápida de enfoque colectivo, dinamización de sinergias generativas y creación de círculos virtuosos de co-producción. Adquirir un funcionamiento tan flexible que permita la absorción de cualquier problemática o línea de tensión o ruptura para transformarla en una ventaja. 

La marca de fábrica La Gota, nuestro pequeño suplemento de alma?

Simplemente considerar nuestro criterio de servicio al territorio y voluntariado y hacerlo porque nos mola, ser naturaleza… naturalmente!

¡La Gota suma!